Saltar al contenido

Cómo Cuidar y Mantener la Sartén de Cocina

cuidar y mantener una sarten antiadherente

Una cocina reluciente es garantía que los alimentos que se producen tienen la higiene necesaria para poder consumirlos. El aseo no se enfoca solo en el piso o en los gabinetes, sino también en todos los accesorios que protagonizan el acto de cocinar. Por su puesto una figura fundamental de nuestro proceso de cocinar, es la sartén, cuyo propósito es saltear, freír o sellar los más ricos manjares que deseamos preparar.

¿Cómo mantener la sartén limpia?

Una sartén impecable, inspira confianza y realza la personalidad de la cocina y de la persona que prepara los alimentos; es por esto que a continuación te decimos cómo puedes mantenerlos relucientes:

🍳Limpieza interna de la sartén

Si tu sartén es nuevo, antes de usarlo es necesario que lo limpie para retirar cualquier residuo de polvo o cualquier otro material que tenga adherido. Para esto coloca un poco de agua dentro de la sartén y agrégale un poco de vinagre, colócalo al fuego y deja que hierva por unos minutos. Retira del fuego y espera que repose, bota el agua y seca
Si tu sartén ya ha sido usado debes tener en cuenta el material con el que fue fabricado. Es importante que tengas presente que las sartenes de teflón no deben ser lavados con esponja y jabón, sino que retira el exceso de alimentos con una servilleta de cocina húmeda y luego le untas con una fina capa de aceite

🍳Limpieza externa de tu sartén

La apariencia externa de tu sartén es importante que se encuentre reluciente y para esto puedes usar una gama de productos que se encuentran en el mercado o puedes realizar mezcla a base de sal o bicarbonato. Todo esto lo que busca es retirar las manchas de comida, grasa y del carboncillo de quemado que se adhiere.

Si tu sartén es de bronce, es necesario aplicar una fina capa del limpiador de este material para que conserve su apariencia brillante que la caracteriza.

Consejos para cuidar y mantener una sartén 

limpiar la sarten antiadherente

Una sartén bien cuidada representa una joya en la cocina que realza la decoración y hace más apetecible los alimentos que en ella se preparan. Así que ten en cuenta lo siguiente para que tu sartén siempre esté como nuevo:

Mayormente tu sartén puedes lavarlo con jabón suave y una esponja; a excepción de los sartenes de teflón o con cobertura de teflón, que deben limpiarse con una toalla de cocina húmeda, y luego colocarle una película fina de aceite.

Usar una técnica adecuada para retirar residuos muy pegados del interior y exterior de la sartén de cocina.  No apliques fuerza con una espátula ni con una esponja de alambre, esto puede dañar la superficie de tu sartén.

Cuando necesites mover los alimentos que estés cocinando con tu sartén, utiliza utensilios con punta de goma o madera, que no ralle el fondo ni las paredes.

Si tu sartén es de hierro, cuando termines de utilizarlo sécalo bien y colócale una fina capa de aceite en su interior para evitar la producción de óxido.

Recuerda que si tu sartén es de bronce debes pulir con frecuencia la parte externa con bicarbonato y limón, para que mantenga su brillo.

Cuida las agarraderas de tu sartén para que no se dañen con el calor que emana de la cocina.

No apiles tus sartenes entre sí o con otros objetos que puedan deteriorar su estructura interna y externa. De ser necesario apilar, colócale separadores para evitar algún roce que pueda afectar su estructura.

Aun cuando hagas un mantenimiento adecuado a tu sartén, puede ocurrir que acumule grasa, o algunos residuos oscuros por sus alrededores. Para volver a remozar la apariencia de ese aliado de tu cocina, puede utilizar productos especializados que venden el mercado, o aplicar una mezcla de vinagre con bicarbonato.